sábado, 29 de marzo de 2008

APRENDIZAJE EN PROBLEMAS

APRENDIZAJE BASADO EN PROBLEMAS

¿Qué es?

Es una estrategia didáctica que utiliza situaciones-problema para la adquisición e integración de nuevos conocimientos sobre un área de aplicación específica; así como para desarrollar diversas habilidades en el alumno que le permitan el aprender a aprender a través de la resolución de problemas.

¿Cuál es su Propósito?

El propósito de esta estrategia es alcanzar un mayor conocimiento de alguna

situación en específico, o profundizar en un área conocimiento o campo de
aplicación. Además de la adquisición e integración de nuevo conocimiento.

Clasificación de problemas según la tarea a realizar (Polya):

Problemas por Resolver:

Se da respuesta a una pregunta, encontrando la incógnita; sus componentes son
la incógnita, los datos y la condición.

Problemas por Demostrar:

Llamados teoremas, se debe demostrar la falsedad o exactitud de una afirmación,
comprobación de una hipótesis. Sus elementos principales son la hipótesis por demostrar y la conclusión del teorema (si es falso o verdadero y por qué).

¿Cuándo se utiliza?

Cuando se requiere profundizar en un tema específico; Integrar el nuevo

conocimiento al conocimiento previo del alumno; cuando se requiere desarrollar habilidades para el planteamiento y resolución de problemas.

¿Cuáles son sus Elementos?
  • Título del problema.
  • Intención de aprendizaje.
  • Enunciado del problema.
  • Datos que apoyan el enunciado del problema.
  • Preguntas guía
  • Recursos bibliográficos
  • Nombre del autor y fecha.
Título del problema:

Es el foco de atención del problema, por lo que debe ser llamativo para el
alumno,
de manera que éste se interese en leer el problema y por tanto en su resolución.

Intenciones de Aprendizaje:

Se refiere a lo que los estudiantes lograrán en términos de aprendizaje, con la
resolución del problema. Éstas pueden o no incluirse en el documento por escrito del problema que se entregará a los alumnos, pero sería recomendable incluirlas para que el alumno sepa que se espera de él.

Enunciado del problema:

Constituye el planteamiento del problema, la redacción de los datos y la situación
a resolver. La redacción del mismo deberá de ir de lo general a lo particular, planteando una situación retadora, interesante y motivadora, en donde la solución involucre profundizar en una o en diferentes áreas del conocimiento.

La complejidad debe estar en relación con las intenciones de aprendizaje, en
cuanto a la extensión puede ir desde un párrafo hasta una cuartilla o más.

Datos que apoyen el planteamiento del problema:

Estos datos pueden incluir imágenes, fotografías, gráficas, tablas, que

proporcionen información adicional al planteamiento del problema o que lo
refuerce.

P
reguntas guías:

Son las preguntas que darán dirección a la investigación para resolver el

problema.

Deben ser abiertas, no encaminadas a una sola respuesta o a una respuesta
literal, deben preferentemente generar controversia y despertar diversas
opiniones; pueden plantearse una o más preguntas, en caso de ser más de una deberán tener relación entre sí; y lo más importante estar relacionadas con el conocimiento previo del alumno.

Si es un problema por demostrar al final del planteamiento del problema deberá enunciarse la hipótesis a demostrar.

Recursos bibliográficos:

Pueden o no ser incluidos en el documento por escrito a entregar a los alumnos,
estos recursos dan pauta a la investigación; no es que se limite al alumno a buscar en ciertas fuentes de información sino que se les da una orientación sobre la información a buscar para resolver el problema.

Nombre del autor y fecha de publicación:
Es importante que el problema tenga el nombre del autor y la fecha en que se publicó, para sus posteriores aplicaciones.

¿Cómo se plantea un problema?
1. Antes de hacer la redacción del problema en sí, es necesario que determine qué es lo que quiere que sus estudiantes logren al resolver el problema (intención de aprendizaje).
Intención de aprendizaje: ¿Qué quiero lograr con la resolución del problema?

2. Especifique a qué campo de aplicación estará dirigido el problema
¿En qué área o tema de conocimiento desea profundizar?

3. Enseguida debe plantearse una situación-problema en la que se pueda basar para realizar preguntas relacionadas con la situación de aprendizaje a enseñar. Dicha situación-problema debe provenir de la vida real (reflexión de un ámbito de conocimiento, práctica o ejercicio profesional) y de la cual los alumnos tengan un mínimo de conocimiento previo.

4. Una vez elegida la situación-problema pasará a la redacción de la misma,
constituyendo el enunciado del problema.

La redacción deberá de ir de lo general a lo particular, planteando una situación retadora, interesante y motivadora, en donde la solución involucre profundizar en una o en diferentes áreas del conocimiento; la complejidad debe estar en relación con las intenciones de aprendizaje, en cuanto a la extensión puede ir desde un párrafo hasta una cuartilla o más.

5. Puede incluir imágenes, gráficos (as), o tablas según corresponda, para apoyar el planteamiento del problema.

6. Se prosigue a la redacción de las preguntas guías.
Deben ser abiertas, no encaminadas a una sola respuesta o a una respuesta
literal, deben preferentemente generar controversia y despertar diversas
opiniones; pueden plantearse una o más preguntas, en caso de ser más de una deberán tener relación entre sí; y lo más importante estar relacionadas con el conocimiento previo del alumno.

7. Ha terminado el planteamiento del problema solo falta un elemento
importantísimo, el título del mismo.

El título es el foco de atención del problema, por lo que debe ser llamativo para el alumno, de manera que éste se interese en leer el problema y por tanto en su resolución.

8. Para finalizar el problema debe incluir el nombre del autor y la fecha de
elaboración, también puede sugerir recursos bibliográficos que el alumno puede consultar para solucionar el problema.

Ventajas

Algunas de las ventajas que conlleva la puesta en práctica del aprendizaje basado
en problemas son que:
• Se promueve en alumno habilidades de comunicación, sociales pero se
privilegian las habilidades de planteamiento y resolución de problemas,
• el trabajo en pequeños grupos, favoreciendo también el aprendizaje
recíproco, y la construcción del conocimiento con las aportaciones de los
demás.
• También se desarrollan habilidades de negociación,
• El alumno es el responsable de la construcción de su aprendizaje,
• Aprende a crear y desarrollar cursos alternativos en la resolución de
problemas.
• Se logra a través de esta estrategia profundizar en un tema en concreto.

Limitaciones

Algunas de las limitaciones que se pueden tener al aplicar el aprendizaje basado
en problemas son:
• La concepción que se tiene del trabajo en equipo, hace que la puesta en
práctica del aprendizaje basado en problemas no tenga los resultados
deseados, puesto que es necesario que el alumno realmente conjunte
esfuerzos y aprenda a trabajar con diferentes ideas de pensamiento para
resolver el problema, y no solo se divida el trabajo.
• Confusión de los papeles que deben tomar tanto el maestro como el
alumno, no se debe caer en extremismos de dejar toda la responsabilidad
al alumno o toda la responsabilidad del aprendizaje al maestro.
No es recomendable aplicar siempre esta estrategia, pues se cae en el
riesgo de que el alumno se canse, se enfade y pierda el interés en la
resolución de problemas.